Noticias

Facebook
Partidas abiertas
No hay registros Ver más

Noticias

Consejos Deportivos
14/01/2019

El BOSU (Both Sides Up) es una plataforma en forma de media esfera con una base rígida, como una media pelota que se puede utilizar por los dos lados, aumentando las posibilidades de ejercicios. Son muy resistentes y pueden aguantar hasta 140 kg de peso.

Es perfecto para trabajar con diferentes niveles de intensidad, usándolo desde personas que solo quieren mejorar su elasticidad con estiramientos, hasta deportistas de élite para su preparación.


PRINCIPALES BENEFICIOS DE TRABAJAR CON BOSU


-Trabajo y potenciación de la propiocepción.

-Incrementa el control postural ya que produce mejoras en el equilibrio, en el balance de los músculos y en la estabilidad.

-Mejora la condición física al fortalecer el abdomen, rodilla, tobillo, pies, glúteos, espalda, ...

-Mejora la flexibilidad, agilidad, coordinación y estabilidad.

-Adapta la musculatura en trabajos de rehabilitación y ayuda en la prevención y recuperación de lesiones, al mejorar nuestra postura.

-Potencia el equilibrio, al mejorar el balance muscular del cuerpo y conseguir que todos los grupos musculares trabajen de manera equilibrada.

Con el bosu se puede realizar casi cualquier ejercicio, flexiones, planchas, zancadas, peso muerto a una pierna, sentadillas, abdominales, saltos… Además, apenas ocupa espacio y es muy económico.

 

EJERCICIOS BÁSICOS CON BOSU


Sentadillas
Se realiza con los pies encima del Bosu y colocados a la anchura de las caderas. A continuación, se flexionan las rodillas, atendiendo siempre que nuestra espalda quede recta, para después volver a la posición inicial.


Equilibrios sobre una pierna
Pon un pié en el centro del semicírculo y, al mismo tiempo, levanta la pierna contraria. Con esto se consigue mejorar nuestra estabilidad en la zona del tronco y la pelvis.


Plancha lateral
Coloca el Bosu con el lado plano en el suelo y el antebrazo en el Bosu. Extiende las piernas, de modo que te coloques de lado. Activa tu centro y levántate de lado en puente o tabla.


Puente con una sola pierna
Con el lado plano en el suelo, colócate boca arriba y coloca un pie sobre el Bosu con la rodilla flexionada. La otra pierna se mantiene levantada. Aprieta los glúteos y empuja las caderas hacia arriba, mantén y luego baja lentamente.


Zancadas laterales
Coloca un pie en el Bosu y otro en el suelo, paralelos entre sí. Baja todo el cuerpo hacia la pierna que descansa en el Bosu con una flexión de rodillas.

 


Esto es tan solo un ejemplo de los cientos de ejercicios que se pueden realizar sobre un bosu, ahora que ya conoces los beneficios de trabajar sobre un bosu y cómo hacerlo. ¿A qué esperas para ponerte en manos de nuestros entrenadores y comenzar a mejorar tu rendimiento deportivo? Te esperamos en Almoradi Sport Nature.

Ver contenido completo
Consejos Deportivos
09/01/2019

El piramidal es uno de los músculos que hace posible la rotación externa. Este músculo se origina en la superficie anterior del sacro y se inserta en el borde superior del trocánter mayor del fémur. Su curso es de interés por dos razones.


  En primer lugar, no sólo es capaz de girar externamente la cadera, sino que también ayuda a la abducción y se convierte en rotador interno cuando el muslo está flexionado hacia 90 grados.

  En segundo lugar, el piramidal es un músculo relevante ya que divide el agujero ciático mayor de la pelvis en dos regiones, una por encima y otra por debajo del músculo piramidal o piriforme.

  El músculo piramidal puede dar problemas si se mantiene excesivamente tenso.


¿Cómo se realiza el estiramiento del piramidal?


1.Debemos tener una posición inicial en decúbito supino, tumbados hacia arriba en el suelo (aconsejable emplear una colchoneta). Posteriormente realizaremos una flexión de la articulación de las rodillas y apoyaremos los pies sobre la superfice.


2.El segundo paso es elevar la pierna del lado en donde queremos realizar el estiramiento del piramidal. La colocamos sobre la otra, apoyando el pie en la parte distal del muslo, próximo a la rodilla.


3.El tercer paso es abrazar el muslo de la otra pierna, la contraria. Para después elevar suavemente, empujando la pierna a estirar de modo que intentaramos aproximar la rodilla a nuestro pectoral.


4.La ejecución del movimiento se para en el instante en el que notamos que el músculo se tensa sin dolor (es decir, se produce el estiramiento del piramidal). Debemos mantener la posición al menos 15 segundos y un máximo de 30 segundos y posteriormente retomamos la posición inicial.

  Este estiramiento del piramidal debemos realizarlo con la pierna contraria y la ejecución es la misma pero cambiando el lado.

Precauciones a la hora de realizar el estiramiento del piramidal

  El estiramiento del piramidal debemos realizarlo con suavidad, empleando un control de nuestro cuerpo en todo momento y teniendo en cuenta que no debemos disponer de lesiones que contraindiquen su realización

¿Cuáles son los signos y síntomas del síndrome del piramidal?

  Este síndrome se presenta mediante un dolor en la zona glútea, irradiándose hacia la cara posterior del muslo. El dolor puede incluso empeorar cuando el músculo piramidal se estira o se ve en una situación comprometida.

  Otros síntomas pueden ser el disponer de un rango de movimiento menor al normal, espasmos musculares en la zona glútea o síntomas neuropáticos como ardor, hormigueo, debilidad y entumecimiento. Todos estos pueden desembocarse si el nervio ciático se ve comprimido

Conclusión

  El síndrome del piramidal es una lesión que se produce cuando el músculo piriforme o piramidal comprime el nervio ciático. Por regla general es causada por el uso excesivo y/o mal uso del músculo. Todo ello irradia en dolor y movilidad reducida que se puede corregir mediante un tratamiento conservador.

  Son adecuados aquellos ejercicios que tienen en cuenta la biomecánica y están enfocados a equilibrar y estabilizar la región, como aducción de cadera y rotación interna, extensión de cadera, etc.

 

  ¿A qué esperas para ponerte en manos de nuestros entrenadores y comenzar a mejorar tu rendimiento deportivo? Te esperamos en Almoradi Sport Nature!!!

 

Ver contenido completo
Generales
07/01/2019

¡Ya está aquí el nuevo horario del mes de enero! No dudes en echarle un vistazo

Ver contenido completo
Consejos Deportivos
10/12/2018

El trabajo de la flexibilidad es importante para ganar calidad de movimiento y evitar lesiones. Pero no todas las formas de estirar son iguales ni en cualquier momento podemos estirar de la misma manera.

Entre los principales tipos de estiramientos destacamos los siguientes:

Estiramientos Estáticos

Es una elongación del músculo hasta un cierto punto, evitando el dolor y manteniendo una posición cómoda, durante un tiempo aproximado de unos 30-45 segundos, y en varias series. Según estudios, este tipo de estiramiento puede producir una disminución de la fuerza.

Estiramientos Dinámicos

Se realiza dentro de un rango de movimiento cómodo, controlado y suave, generalmente en series de 10 a 12 repeticiones y de manera unilateral. No hay que realizar rebotes. También producen la elevación de la temperatura corporal, y van reduciendo la viscosidad muscular. Son los estiramientos recomendados para la práctica habitual de actividad física.

Estiramientos Balísticos

Utiliza el impulso de un cuerpo en movimiento o una extremidad, en un intento de alcanzar más allá de su rango de movimiento normal. Puede provocar riesgo de lesión, si no se realizan con cautela. Son recomendados para actividades de alto impacto.

¿Cuándo se debe estirar?

Estiramientos antes de hacer actividad física

Estos estiramientos van dentro de lo que es el calentamiento y aqui de lo que se trata no es de ganar flexibilidad, sino de movilizar al músculo y aumentar su temperatura estirándolo de manera suave y progresiva, evitando en todo momento ejercicios intensos. Los estiramientos van a ser más pasivos que otra cosa, es decir, aprovechando la fuerza de la gravedad para estirar o nuestro propio peso, sin forzar en ningún momento.

En el calentamiento se incluyen estiramientos de los principales grupos musculares. Los ejercicios tienen una duración de 7-10 segundos y no suele haber series.

Se suelen hacer este tipo de estiramientos para calentar después de la activación vegetativa mediante un ejercicio global que implique gran parte de la musculatura: carrera, elíptica, pedaleo o similar. De esta forma nos aseguramos que el músculo ya está alcanzando cierta temperatura, circula más sangre por ellos y hay menor viscosidad, por lo que los estiramientos no van a ser contraproducentes y se minimiza el riesgo de lesión.

Estiramientos durante la actividad física

Una vez que el músculo ya ha calentado y estamos metidos en faena también podemos aprovechar los parones o pausas del entrenamiento para hacer ejercicios de flexibilidad. Aquí también hay que tener cuidado en la manera en que hacemos los ejercicios, ya que si las pausas son tras ejercicios intensos conviene no fatigar más aún al músculo.

En estas pausas es recomendable hacer estiramientos dinámicos, en los que se aprovecha el movimiento de las articulaciones para estirar de manera suave el músculo.

Estiramientos después de la actividad física

En ocasiones se tiende a hacer una mini-sesión de estiramientos después del entrenamiento, algo con lo que hay que tener cuidado porque si el músculo está muy agotado lo único que podemos conseguir es desgarrarlo y para nada ganar flexibilidad.

Al igual que en el calentamiento, la vuelta a la calma es propicia para ejercicios pasivos en los que no se fuerza el estiramiento del músculo y donde el único objetivo es disminuir la tensión muscular y volver al estado inicial. Los estiramientos después de un entrenamiento también sirven como período de reflexión y relajación, en los que predominan los movimientos lentos y no forzados.

Si el entrenamiento no hay sido muy intenso si podemos aprovechar la última parte de la sesión para hacer ejercicios que desarrollen la flexibilidad. Aquí tenemos la opción de hacer ejercicios estáticos pasivos o asistidos, incluyendo más de una serie por ejercicio y ampliado el tiempo de estiramiento a 20-25 segundos.

Los estiramientos después de la rutina de ejercicios serán mucho más lentos e intensos, ya el objetivo es aliviar todas las tensiones y devolver a los músculos y articulaciones su estado normal, además de una reducción de las molestias y dolores musculares. Este caso podría ser un buen momento para utilizar el Foam Roller explicado en el anterior consejo deportivo. (http://www.isnalmoradi.es/Noticia.aspx?id=261&return_url=/Page.aspx)

Ahora que ya conoces los principales tipos de estiramientos y cuando estirar ¿a qué esperas para ponerte en manos de nuestros entrenadores y comenzar a mejorar tu rendimiento deportivo? Te esperamos en Almoradi Sport Nature.

Ver contenido completo
Generales
03/12/2018

Participa en los sorteos de estos tres premios:

Primer premio: 6 meses gratuitos en nuestro gimnasio (valorados en 210€).

Segundo premio: 3 meses gratis en la ESCUELA DE BOXEO

Tercer premio: 1 CAMISETA ISN (a elegir entre modelo mujer u hombre) y 1 GYMSACK Almoradí Sport Nature.

 

Los sorteos de los tres premios se realizarán públicamente y en este orden entre todos los asistentes al centro deportivo Almoradí Sport Nature que hagan uso de nuestros servicios e instalaciones desde el 3 de diciembre hasta las 15:00h del 6 de enero de 2019.

Para entrar a formar parte de los tres sorteos, cada interesado deberá acercarse a la recepción de nuestro centro deportivo Almoradí Sport Nature y RELLENAR UNA PAPELETA. A esta ficha se le asignará un número correlativo y se le proporcionará su hoja de inscripción en los sorteos. El número asignado, junto con el del resto de usuarios participantes, se depositarán en una urna cerrada.

Los sorteos se realizarán el día 7 de enero de 2019 a las 18:00 horas en nuestro centro deportivo, sito en Partida Era Alta – CV912 de Almoradí.

La entrega de los premios se realizará en el mismo lugar durante la semana del 7 al 12 de enero (previa llamada telefónica a los ganadores por parte del centro).

La participación será unipersonal, no acumulable y estará asociada al número de DNI, NIE o pasaporte de cada participante.

Ver contenido completo
Generales
27/11/2018

Ya está aquí el horario de actividades dirigidas de diciembre ¡No tardes en revisarlo!

Ver contenido completo
Consejos Deportivos
10/11/2018

¿QUÉ ES?
Core es una palabra inglesa que significa núcleo. Cuando hablamos del Core nos estamos refiriendo a los músculos centrales que definen nuestro cuerpo y protege los órganos internos de esta zona central: abdominales y lumbares (transverso del abdomen, multífidus, oblicuo, cuadrado lumbar, diafragma y musculatura del suelo pélvico), caderas y glúteos.

 

¿QUÉ BENEFICIOS NOS APORTA UN “CORE” FUERTE?
Entrenar el Core ayuda a disminuir la fatiga y a mejorar la postura. Además, el ritmo respiratorio también se optimiza. Un Core fuerte hará una musculatura más eficiente, con lo que el gasto energético es menor y nuestros entrenamientos pueden ser algo más prolongados en el tiempo.
Además, al ser los músculos encargados de dar equilibrio a tu cuerpo, también son los que fortalecen y proteger la columna y por lo tanto si tus abdominales, lumbares, cadera y glúteos están fuertes al correr tu cuerpo no sufrirá de la misma manera el impacto de la zancada.
En resumidas cuentas, el trabajo de core está ganando cada vez más importancia para toda la población, ya sean deportistas o no y esto se debe a que tener la zona central de nuestro cuerpo fuerte corrige la postura, mejora el suelo pélvico, ayuda a quemar grasa abdominal, proporciona equilibrio, estabilidad, rendimiento deportivo y disminuye el dolor de espalda y riesgo de lesiones.

 

¿CÓMO SE TRABAJA EL “CORE”?
El entrenamiento de la musculatura del CORE se basa principalmente en posiciones inestables mantenidas, que generan la activación de la musculatura para estabilizar nuestro centro de gravedad y equilibrarnos.


1.ESTOCADA CON GIRO

Posición inicial:
Ponte de pie con los pies separados a la anchura de las caderas, activa el core y pon la espalda recta. Abre los brazos a los lados con las palmas mirando hacia adelante a la altura de los hombros.

 

Cómo realizar el ejercicio:
Da un paso adelante haciendo una estocada con la pierna izquierda. Asegúrate de que la rodilla izquierda no va más allá de la punta del zapato izquierdo. Rota el torso y gira la parte superior del cuerpo a la izquierda. Aguanta en esta posición durante 2 segundos. Vuelve a girar el cuerpo al centro y cambia de lado.

 

2. PLANCHA LATERAL CON LEVANTAMIENTO DE PIERNA

Posición inicial:
Empieza en posición de plancha. Asegúrate de que el codo está directamente bajo el hombro y de que el core está activado. Activa también los glúteos y las piernas. Bloquea las caderas para que la pelvis esté en una posición segura y estable. Lo ideal es que los hombros, las caderas y las piernas formen una línea recta.

 

Cómo realizar el ejercicio:
Levanta la pierna que está arriba. Activa el core a lo largo de todo el ejercicio. Mantén las caderas quietas, una encima de la otra con la pelvis recta. Mueve la pierna hacia adelante y hacia atrás, arriba y abajo. La idea es que hagas el ejercicio de forma controlada, para asegurarte de que mantienes cada posición durante unos 2 segundos. Vuelve a la posición inicial en plancha y cambia de lado.

 

3. PUENTE

Posición inicial:
Túmbate boca arriba y activa los abdominales. Céntrate en no hacer un arco con la espalda, pegándote al suelo. Dobla las rodillas en un ángulo de 90 grados con los pies totalmente apoyados en el suelo. Los brazos pueden descansar a los lados con las palmas hacia abajo.

 

Cómo realizar el ejercicio:
Ejerce presión desde los talones del pie y levanta las caderas del suelo activando los glúteos y lumbares. Los hombros, la pelvis y las rodillas deberían formar una línea recta.

 

Esto es tan solo un ejemplo de los miles de ejercicios que existen, ahora que ya conoces como trabajar el core y sus beneficios e importancia ¿a qué esperar para ponerte en manos de nuestros entrenadores y empezar a conseguir resultados? Te esperamos en Almoradi Sport Nature.

 

Ver contenido completo
Consejos Deportivos
02/11/2018

EJERCICIO FÍSICO Y OBESIDAD

 

Efectos del ejercicio físico en personas obesas:

- Reducción del peso corporal en la obesidad moderada -no tanto en la obesidad mórbida (IMC >40)- porque hace disminuir la grasa corporal a la vez que mantiene o aumenta la masa corporal magra.

En la primera fase, se puede incluso ganar peso porque la actividad física incrementa la masa muscular y el peso de ésta es mayor que el de la grasa, pero mucho más saludable cardiovascularmente. Además, por lo general se reduce un 5% el perímetro abdominal en los primeros 6 meses y un 10% en los 2 años de ejercicio practicado con regularidad.

* Se debe tener en cuenta que lo que le conviene a una persona con obesidad es ``quemar grasa´´, algo que no ocurre hasta pasados 30 minutos de inicio de una actividad aeróbica continuada (andar, nadar, correr, montar en bicicleta, ….).

- Modificación de la distribución de la grasa corporal.  Promueve la pérdida de grasa abdominal. La pérdida es más efectiva en personas con distribución troncal de la grasa,

- Disminución del riesgo de enfermedades asociado a distribución troncal de la grasa.

- Mantenimiento de la pérdida de peso. Se puede producir tanto por el aumento del consumo energético como, indirectamente, porque regula la ingesta calórica. Parece que las personas no obesas aumentan la ingesta calórica en respuesta al ejercicio, mientras que esto no pasa en las personas obesas.

- Cambios sobre el metabolismo glucídico, tanto en la obesidad moderada como en la mórbida. Estos cambios pueden aparecer sin modificaciones en el peso o la grasa corporal, aunque las variaciones más grandes se encuentran en las personas con una reducción superior de la grasa intraabdominal, y consisten en disminución de la glucosa y la insulina en ayunas, aumento de la tolerancia a la glucosa y disminución de la resistencia a la insulina.

- Incremento del gasto energético, cuanto más alto es el IMC y menos hábito de ejercicio se tiene, más difícil es la pérdida ponderal inicial.

- Reducción de la ingesta. Esto se puede conseguir porque el ejercicio disminuye la sensación de hambre y ayuda a seleccionar alimentos con menos grasas.

- Mejora el perfil metabólico. El ejercicio disminuye la morbimortalidad cardiovascular, incrementa la sensibilidad a la insulina, disminuye la aparición o progresión de diabetes tipo II, mejora el control de la hipertensión, reduce las LDL y los triglicéridos, eleva las HDL y favorece el mantenimiento de la densidad mineral ósea.

- Mejora la capacidad respiratoria.

- Mejora la autoestima y el bienestar psicológico.

Y ¿Cómo se recomendaría realizar el trabajo de fuerza y resistencia?

Respecto al trabajo de fuerza:

  • Participación de grandes grupos musculares.
  • Ejercicios poliarticulares
  • Trabajo con máquina
  • Ejercicios funcionales y con banda elástica

 

Respecto al trabajo de resistencia:

  • Lo ideal sería realizar un trabajo aeróbico con participación de grandes grupos musculares: andar y correr (puede ser en cinta), bicicleta, elíptica, remo, marcha nórdica,...).
     
     
    Así que ya sabes, si tienes algún problema relacionado con la obesidad, te esperamos en ALMORADÍ SPORT NATURE, para guiarte en tu entrenamiento y recomendarte los mejores ejercicios!!!!!
Ver contenido completo
«  1 2 3 4 5  ...  » 
El tiempo hoy

© ISN ALMORADÍ SPORT NATURE
. Almoradí (03160) Alicante
Telf. 965 05 55 05
info@isnalmoradi.es