Facebook
Partidas abiertas
No hay registros Ver más

Listado noticias deportivas

Consejos Deportivos
08/03/2019

   "Sudar para intentar adelgazar" es una práctica que consiste en el uso de ropa excesivamente gruesa para las condiciones ambientales, o bien de prendas impermeables (fajas y otros elementos aislantes), que combinados con el ejercicio y con la restricción de agua u otros líquidos, proporciona a las personas la impresión de una pérdida de peso mucho mayor.

   Así , REALIZAN ESFUERZOS BAJO CONDICIONES INAPROPIADAS, PUES PRETENDEN ADELGAZAR A COSTA DE CORRER A LAS HORAS DE MÁS CALOR, COLOCÁNDOSE UN PLÁSTICO SOBRE LA PIEL (Casimiro, Ruiz y García, 1998), O SE INTRODUCEN EN LA SAUNA PARA SUDAR ABUNDANTEMENTE ESPERANDO UN EFECTO ADELGAZANTE.

 

   AUNQUE UNA PERSONA PODRÍA RESISTIR SIN COMER UNOS 30 DÍAS, LA CARENCIA DE AGUA LIMITARÍA SU SUPERVIVENCIA A UNOS POCOS.

  •  El agua representa el 60% del peso corporal total de un hombre joven y el 50% de una mujer.
  •  Un adulto sano que pese 68 Kg tiene 37 Kg. de agua en su cuerpo.
  •  LOS TEJIDOS CORPORALES CONTIENEN DIVERSAS CANTIDADES DE AGUA: EL MÚSCULO TIENE UN 80%, LA GRASA UN 20% Y EL HUESO UN 25%

   Sudar para adelgazar provoca deshidratación, que a grandes niveles puede llegar a provocar la muerte si no se toman las precauciones adecuadas. La práctica de ejercicio bajo altísimas temperaturas, con ropas de abrigo o plásticos es una ayuda suplementaria para el temido golpe de calor. Con una ropa inadecuada y plásticos, la evaporación del sudor o refrescamiento por medio de las corrientes de aire no se produce y aumenta peligrosamente la temperatura interna del cuerpo.

   El golpe de calor es un trastorno que pone en peligro la vida y requiere atención médica inmediata. Se caracteriza por una temperatura corporal interna muy elevada (superior 40 grados centígrados), no se suda, la piel está seca y caliente, la frecuencia cardíaca y la respiración se aceleran, la tensión arterial se eleva, la persona se encuentra confundida, puede perder la conciencia, e incluso morir.

   El agua de perdemos hay que recuperarla. En un día normal se pierde, y se debe reemplazar, alrededor de 2,5 litros de agua. De esta pérdida, alrededor de 0,7 litros proceden de los pulmones y la piel (pérdidas de líquido insensibles); 1,5 litros por la orina; 0,2 litros por las heces y alrededor de 0,1 litro a través de la transpiración.

   El índice de secreción de sudor puede oscilar entre 1 y 3 litros/hora, dependiendo de las condiciones ambientales, vestimenta y características del ejercicio.

   Prevención de la deshidratación y técnicas de pérdida de peso adecuadas . Una actitud preventiva es necesaria para evitar los riesgos derivados de la deshidratación.

    UNA CORRECTA HIDRATACIÓN PERMITE QUE SE SUDE ADECUADAMENTE, evitando una elevación de la temperatura interna y una frecuencia cardíaca menos acelerada, lo que desencadena un mejor rendimiento y una práctica de ejercicio físico más saludable.

   EL PATRÓN ÓPTIMO DE HIDRATACIÓN DURANTE EL EJERCICIO ES AQUEL EN EL QUE SE REPONEN POR COMPLETO LAS PÉRDIDAS DE AGUA A TRAVÉS DEL SUDOR. El peso de agua perdido en exceso se debe recuperar al beber tanto durante como después del ejercicio. Esto es particularmente importante si se trata de niños y mayores que realizan actividad física, dado que tienen mayores problemas de termorregulación .

   LOS NIÑOS, AL TENER UN METABOLISMO MÁS ELEVADO, GENERAN MÁS CALOR CORPORAL.

   Esta carga metabólica más elevada, añadida a una evaporación menos eficaz, provoca que tengan una menor tolerancia para hacer ejercicio en ambientes calurosos, y una mayor susceptibilidad al estrés por calor.

    Si además, las condiciones ambientales son de calor y alta humedad, los requerimientos de agua aumentan considerablemente.

Ver contenido completo
Consejos Deportivos
25/02/2019

ABDOMINALES SUPERIORES VS ABDOMINALES INFERIORES

Monfort y Sarti (1998) en un análisis sobre cómo se ha desarrollado la musculatura abdominal en el campo de la actividad física, hallan un gran número de tópicos basados en suposiciones y costumbres.

Uno de ellos se basa en la movilización del tronco para desarrollar el recto superior del abdomen y la movilización de las piernas para desarrollar el recto inferior del abdomen.

Por ello, los ejercicios de fortalecimiento abdominal suelen organizarse con frecuencia en dos tipos básicos:

- unos consisten en el encorvamiento del tronco, y se les denomina ejercicios de abdominales superiores

 - otros consisten en la elevación de las piernas y se les denominan ejercicios de abdominales inferiores (Sarti y cols., 1996).

ESTA IDEA SE SUSTENTA EN UNA SENSACIÓN SUBJETIVA DE TENSIÓN MUSCULAR EN LA ZONA INFERIOR DEL ABDOMEN AL REALIZAR EJERCICIOS DE MOVILIZACIÓN DE PIERNAS.

 Así, se confunde la tensión generada por el músculo psoas ilíaco, que discurre bajo la porción inferior del recto abdominal.

 Es lógico sentir tensión muscular en la zona abdominal inferior al realizar ejercicios de flexión coxofemoral, ya que se suma la activación de los abdominales para fijar la pelvis, con la activación del psoas ilíaco para mover las piernas.

Esta falsa creencia ha sido fuertemente difundida por los medios de comunicación, especialmente la televisión e internet, debido a la continua reiteración y aparición de aparatos y métodos que abogan por tal distinción inferior/superior, así como por los libros donde comúnmente se organizan los ejercicios abdominales siguiendo esta creencia errónea (López-Miñarro y Medina, 1999).

 Son limitados los estudios que han analizado la dicotomía activación abdominal superior/inferior hasta la actualidad.

 La mayoría de estudios no encuentran diferencias entre ambas partes al realizar ejercicios que movilizan piernas, brazos y pelvis.

No obstante, Sarti y cols. (1996) encontraron una mayor activación de la porción inferior del recto abdominal al realizar el ejercicio denominado "inclinación pélvica posterior" (una retroversión de pelvis) en deportistas con un alto nivel de condición física y un gran dominio de los movimientos de la pelvis.

En la actualidad esta dicotomía abdominales inferiores/superiores ha sido rechazada, ya que se ha podido establecer con estudios electromiográficos que no es posible dicha diferenciación (McGill, 2002; Lehman y McGill, 2001). Al comparar el perfil electromiográfico del recto abdominal superior e inferior entre ejercicio que movilizan el tronco y las piernas, tras normalizar la señal EMG en función de la longitud del músculo, se observa una superposición de ambos perfiles.

 En principio, la práctica de ejercicios abdominales bajo esta falsa creencia no debería suponer más que un problema conceptual.

 Sin embargo, la repetición de ejercicios para el "fortalecimiento inferior", conlleva el uso de ejercicios desaconsejados, que pueden generar alteraciones en el raquis lumbar si se realizan de forma sistemática (López-Miñarro, 2000).

Finalmente, ANTE LA PREGUNTA DE SI LA MOVILIZACIÓN DEL TRONCO DESARROLLA LAS PORCIONES SUPERIORES DEL RECTO DEL ABDOMEN Y LA MOVILIZACIÓN DE LAS PIERNAS LAS PORCIONES INFERIORES, Monfort y Sarti (1998) exponen que se trata de una afirmación de ambientes deportivos, inadecuada por su falsedad, habiendo sido demostrado en diferentes estudios.

 McGill (2001, 2008) indica que la evidencia mioeléctrica de los diferentes trabajos de investigación sugiere que en la mayoría de las personas no se puede hablar a nivel teórico-práctico de una activación regional superior o inferior.

Ver contenido completo
Consejos Deportivos
23/02/2019

La actividad física periódica, un estilo de vida activo, dieta sana y equilibrada y un descanso completo son los principales hábitos de vida saludables que nos ayudan a tener una buena salud y prevenir enfermedades.

Únicamente por salud preventiva es aconsejable hacer entre 30 y 60 minutos de ejercicio moderado entre 3 y 5 veces por semana.

Si a esto se le suma un entrenamiento combinado de fuerza y resistencia muscular dos veces a la semana, el resultado será una importante prevención de enfermedades y mejora de la condición física general.

 

¿Cuál es la frecuencia mínima?

Ir tres días a la semana al gimnasio es la frecuencia mínima para observar resultados apreciables en el físico y en la resistencia, aunque para ello es importante que las sesiones tengan suficiente intensidad. 

También es importante que se programe un día de descanso entre las diferentes sesiones. Se recomienda descansar un día después de dos sesiones consecutivas de fuerza.

 

¿Y la máxima?

Aumentar la frecuencia de entrenamiento a más de 5 días es para deportistas de élite o personas que trabajan en el mundo deportivo. Una persona que entrene por motivos de salud y estética no es aconsejable que vaya con tanta frecuencia, pues el cuerpo necesita de periodos suficientes de descanso para recuperarse.

 

¿Por qué es importante la recuperación?

Hay una serie de síntomas que son habituales cuando aparece el sobreentrenamiento o burnout, y estos son: fatiga, cansancio, mal humor, falta de apetito, malestar muscular, mareos y náuseas y una reducción en el rendimiento deportivo.

Los músculos necesitan entre 48 y 72 horas para recuperarse después de entrenar. Atendiendo a este tiempo, una persona debería dejar un día de descanso entrenamientos. Pero este tiempo no solo depende de la intensidad del entrenamiento, sino también de la edad (los procesos de recuperación se enlentecen con los años), y de los grupos musculares que se trabajan.

 

Ahora que ya conoces la frecuencia optima de entrenamiento, ¿a qué esperas para venir a cumplir el mínimo y conseguir mantener unos buenos hábitos de vida? Te esperamos en Almoradi Sportnature.

Ver contenido completo
Consejos Deportivos
04/02/2019

 La proteína es responsable de algunas funciones del cuerpo, como del crecimiento muscular y de la recuperación después de entrenamientos intensos. Para mantener un equilibrio entre el desgaste y la construcción de músculo, nuestro cuerpo necesita obtener proteína de lo que comemos.

PROTEÍNA NECESARIA APROXIMADA EN ADULTOS, EN GRAMOS POR CADA KILO DE PESO Y POR DÍA:

• Deporte como hobby: 0,8 – 1,0 g

• Deporte de resistencia: 1,2 – 1,6 g

• Deporte de juego (por ej. fútbol): 1,4 – 1,7 g

• Entrenamiento de fuerza, construcción: 1,5 – 1,7 g

• Entrenamiento de fuerza, mantenimiento: 1 – 1,2 g

 

¿Qué tipos de proteínas nos podemos encontrar?

-Proteína de Suero, conocida como Whey Protein: Son proteínas de suero de leche, las cuáles son rápidas y fáciles de digerir además tienen varios tipos de aminoácidos esenciales y ramificados, también conocidos como BCAA. Los cuáles nos ayudarán para la obtención de masa muscular.

Dentro de las proteínas de suero, existen 3 tipos de proteínas:

  1. Concentradas: Son las proteínas más económicas además de las de peor calidad dentro de las proteínas de suero.
  2. Aisladas: Son las proteínas de más alta calidad. Son muy recomendables en épocas de definición.
  3. Hidrolizadas: Son las proteínas con mayor absorción y digestión por nuestro organismo.

 

-De Huevo: son de buena calidad, contienen normalmente más cantidad de sodio y su sabor no es muy agradable. Buena digestibilidad y rápida absorción.

 

-De leche: la más conocida es la caseína micelar, que es de absorción lenta y buena calidad.

 

-De carne: son extractos de carne o directamente carne deshidratada, la calidad de la proteína es buena, pero contienen grasas, colesterol y si abusamos pueden provocar problemas de aumento de ácido úrico.

 

-De vegetales: Proteínas que provienen de fuente vegetal, las más utilizadas son la de soja, de cáñamo, de arroz o de guisante. Las más completas y mejor calidad son soja y guisante. Su absorción es un poco más lenta que las de aislado de suero.

 

¿Para qué sirven los batidos de proteínas?

· Mantener, promover y reparar el tejido muscular, gracias a su alta concentración de aminoácidos esenciales.

· Aportar una elevada fuente de energía

· Mejorar la resistencia durante la práctica del deporte, reduciendo el daño muscular.

· Prevenir la ganancia de peso al resultar saciantes y proporcionar un reducido aporte en azúcares y grasas.

 

¿Cuándo puedo tomar un batido?

Antes de entrenar

Si quieres obtener el máximo aprovechamiento de tu entrenamiento, sobre todo, si es un entreno de cargas, resulta recomendable que consumas proteínas con antelación al mismo. De este modo, lograrás mantenerte activo durante el esfuerzo.

 

Durante el entrenamiento

Esta opción está orientada a aquellos deportistas que están más experimentados. Si quieres consumir proteínas mientras entrenas es importante que estas se hallen pre-digeridas (proteínas hidrolizadas) para que apenas tengas que digerirlas.

 

Al terminar el entrenamiento

Tomar un batido al acabar tu entrenamiento es un momento idóneo. Si bien es cierto que cualquier fuente de proteína es apropiada después de entrenar, muchos deportistas prefieren consumirla de manera líquida en vez de sólida.

 

Ahora que ya conoces los beneficios de la suplementación de proteínas en tu entrenamiento, ¿a qué esperas para implementarlo y mejorar tu rendimiento deportivo? Te esperamos en Almoradí Sport Nature para resolverte cualquier duda.

Ver contenido completo
Consejos Deportivos
31/01/2019

Una breve Introducción…

Las creencias erróneas son debidas a múltiples influencias, que nacen desde distintas fuentes pero las más importantes podrían ser:

  • LOS PROGRAMAS DE TELEVISIÓN DE GRAN AUDIENCIA. Ejemplos: un programa televisivo donde un comentario del presentador relaciona el ácido láctico con la posterior aparición de agujetas; en una teleserie, uno de los personajes se toma un vaso de agua con azúcar para quitarse las agujetas que le van a salir tras hacer ejercicio físico.
  • ANUNCIOS DE PRODUCTOS EN TELEVISIÓN, INTERNET Y REVISTAS, como los aparatos para fortalecer y perder peso en el abdomen.
  • PROFESIONALES POCO FORMADOS, de dudosa preparación científica, que lanzan teorías sobre fenómenos que desconocen.
  • LA FAMILIA. Existen estudios que han analizado la influencia de la familia sobre la práctica de actividad física de los niños.

Ver contenido completo
El tiempo hoy

© ISN ALMORADÍ SPORT NATURE
. Almoradí (03160) Alicante
Telf. 965 05 55 05
info@isnalmoradi.es